fbpx

Boda de Campo

¿Quién dijo Boda?

La boda de Patricia y Jesús fue una boda de campo e íntima.

Optaron por celebrar su gran día solo con sus familiares y amigos más directos. Fue una boda preparada a conciencia y con mucho cariño en todos los preparativos que tuvo como fuente de inspiración la temática campestre y rural.

Toda la decoración se vio influenciada por esta temática de campo, predominaron las flores campestres como margaritas, lisianthus, girasoles, eucalipto, paniculata. Con cromática verde, rosa, lila, blanco y amarillo.

También elementos típicos de la vida en el campo como cestos, cajas de madera, botellas de vidrio labradas….

El vestido de la novia era propio para el entorno en una finca de boda y para una boda de campo, era un vestido precioso, con un tejido vaporoso, mangas de encaje, cuello barco y espalda en pico ribeteada del mismo encaje, en definitiva, el vestido perfecto para Patricia diseñado y confeccionado por El Tocador Vintage.

Le dio un toque muy personal usando un espectacular y extenso velo rosa palo de tul a conjunto con el lazo de terciopelo que rodeaba su ramo y también del mismo tono eran los especiales zapatos realizados a medida de la marca Just-Ene.

La ceremonia era uno de los momentos más emotivos para Patricia y Jesús y dedicaron una atención especial en prepararla ya que querían que ese fuera “su momento”.

Se dieron el SI QUIERO en la iglesia del municipio donde nos encontramos, en la coqueta iglesia de Nuestra Señora del Rosario en Sotos de Sepúlveda (Segovia).

A nuestra novia le encantan los Mariachis, y su recién estrenado marido quiso darle una especial sorpresa, cuando entraron juntos a la finca y así iniciar el cóctel de bienvenida con sus invitados el grupo de mexicanos se arrancó con una especial canción.

En definitiva fue un fantástico viernes bajo un sol radiante de septiembre con momentos mágicos en un a boda de campo muy especial.

 

Nos dieron exactamente la boda que queríamos

Nos casamos el viernes 06/09 y lo celebramos allí. Lo repetiría una y mil veces, queríamos una boda pequeña y con encanto y así fue. Excelente el trato desde el primer momento, la comida, la comodidad de las habitaciones y todo lo que nos han facilitado. Patricia estuvo en todo momento al detalle con nosotros, tuve una boda de 10.

Patricia